Mobile applications in Spanish for assesment and intervention in Mental Health: A systematic review

Previus Next 

Original

Aplicaciones móviles en español para evaluación e intervención en Salud Mental: Una revisión sistemática

Lorenzo Rodríguez-Riesco y Cristina Senín-Calderón

Universidad de Cádiz

INFORMACIÓN DEL ARTÍCULO

 
Recibido el 24 de marzo de 2021
Aceptado el 17 de julio de 2021
Online el 24 de diciembre de 2021

RESUMEN

 

Antecedentes: En salud mental se está incorporando el uso de aplicaciones móviles (apps) en evaluación e intervención para mejorar el proceso y los resultados terapéuticos.

Objetivo: examinar la disponibilidad de apps en castellano para evaluación e intervención en salud mental con población clínica y no clínica.

Método: búsqueda de literatura científica publicada durante los últimos cinco años en Scopus, PubMed y PSYCinfo. Se seleccionaron aquellos artículos que estudiaban el funcionamiento de apps en población adulta española para evaluación y/o intervención en salud mental.

Resultados: De 193 artículos identificados, 11 fueron seleccionados para la revisión sistemática. Se presentan los resultados según la población atendida (población general y población clínica) y, dentro de población clínica, según la sintomatología abordada.

Conclusiones: Aunque el uso de apps en castellano en el ámbito de la salud mental es limitado, existen resultados prometedores que apuntan hacia la necesidad de seguir estudiando este campo para potenciar la calidad y eficiencia de la atención en salud mental.

PALABRAS CLAVE


Smartphone
apps
salud mental
evaluación e intervención
revisión sistemática

Mobile applications in Spanish for assesment and intervention in Mental Health: A systematic review

ABSTRACT


Background: In mental health, the use of mobile applications (apps) in assesment and intervention is being incorporated to improve the therapeutic process and outcomes.

Objective: to examine the availability of mobile applications in Spanish for the evaluation and intervention in mental health with clinical and non-clinical population.

Method: A search of scientific literature published during the last five years in Scopus, PubMed and PSYCinfo. Those articles that studied the functioning of a mobile application for assesment or intervention in mental health in adult population from Spain were selected.

Results: Of 193 articles identified, 11 were selected for the systematic review. Results are presented according to the population attended (general population or clinical population) and within the clinical population, according to the symptoms addressed.

Conclusions: Although the use of mobile applications in Spanish in the field of mental health is still limited, there are promising results that point to the need for further field to enhance the quality and efficiency of mental health care.

KEYWORDS


Smartphone
apps
mental health
assessment and intervention
systematic review

 

INTRODUCCIÓN


En España, 99.6 % de los hogares dispone de al menos un teléfono móvil y 91.4 % disponen de acceso a internet. Además, 95% de las personas que navegan por internet, incluyéndose aquí el uso de aplicaciones como Whatsapp o Facebook, lo hacen a través de un teléfono móvil (INE, 2019). La expansión de las TICs va más allá del ocio y uso personal, siendo estas empleadas también para el desarrollo de la labor profesional y no sólo en actividades laborales relacionadas con la ingeniería o tecnología. Existen ejemplos de cómo profesionales de la psicología en España y otros lugares del mundo están comenzando a hacer uso de estas herramientas para desarrollar su labor en distintos campos de esta disciplina como en la educación (Mera et al., 2019), promoción de la salud (Seiler et al., 2017), prevención del estigma (Mullor et al., 2019), neuropsicología (Irazoki et al., 2020) e intervención en servicios sociales (García et al., 2019).

¿Qué sabemos sobre el uso de las TICs en la evaluación e intervención en salud mental? En el ámbito psicológico, la acción de prestar servicios mediante el uso de TICs recibe el nombre de Telepsicología. Dentro de estos medios se pueden incluir los dispositivos móviles, ordenadores personales, teléfonos, videoconferencias, correo electrónico, webs de autoayuda, blogs, redes sociales, etc. (Joint Task Force for the Development of Telepsychology Guidelines for Psychologists, 2013). Antes de la crisis sanitaria por el SARS-CoV-2, en España no era muy frecuente el uso de este tipo de recursos entre profesionales de la psicología. Según un estudio impulsado por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, sólo 130 profesionales (26.66%), de una muestra de 430, utilizaban las TICs en terapia. De estos 130, apenas el 0.77% empleaban aplicaciones móviles para la evaluación e intervención psicológica (González-Peña et al., 2017). Sin embargo, este bajo uso de este tipo de recursos no significa que la terapia psicológica presencial sea una opción más eficaz y efectiva que la telepsicología (Irvine et al., 2020). Una excepción en España es el equipo de investigación Labpsitec (Laboratorio de Psicología y Tecnología), que ha desarrollado múltiples herramientas TICs para evaluación e intervención psicológica, entre ellas un programa de tratamiento psicológico autoaplicado a través de internet (Botella et al., 2010).

Existen guías en español, desarrolladas con la supervisión y apoyo del Colegio Oficial de Psicólogos, sobre recomendaciones para la intervención telepsicológica. Sin embargo, la psicología no es la única disciplina que trabaja en el campo de la salud mental, siendo esta un área de trabajo multidisciplinar compartida con diferentes disciplinas como la enfermería o la medicina, por lo que este tema se debe abordar también teniendo en cuenta perspectivas de otros profesionales ajenos a la psicología. Y es que la ya mencionada telepsicología, y todo lo que esta incluye (aplicaciones móviles entre ellas), es otra de las diversas formas de aplicar la telesalud (De la Torre y Pardo, 2018). Por otro lado, no es necesario un diagnóstico de trastorno mental para que exista intervención en salud mental. La intervención en problemáticas sub- clínicas es igualmente importante y puede ayudar a prevenir problemas mayores. Por ejemplo, el tratamiento de la sintomatología depresiva sub-clínica puede ayudar a prevenir el desarrollo de un episodio depresivo mayor (Capellino et al., 2019). La intervención en poblaciones no clínicas, así como la existencia de recursos y herramientas para que esta se pueda llevar a cabo, se ve cada vez más justificada en los tiempos actuales, donde la pandemia provocada por el SARS- CoV-2 no sólo está teniendo consecuencias médicas, sino también psicológicas, lo que se traduce en un aumento de la sintomatología psicológica sub-clínica y clínica (Cénat et al., 2021). En una época donde la distancia social y el confinamiento se encuentran presentes, las TICs se revelan más necesarias que nunca.

La evolución del clásico teléfono móvil a los actuales smartphones ha permitido la incorporación de estos dispositivos y sus distintas funcionalidades (SMS, aplicaciones, GPS, acelerómetro, etc.) a la intervención terapéutica, ya sea como recurso principal o complementario. Un ejemplo de esto es cómo una sencilla intervención por SMS puede contribuir a mejorar la efectividad de una terapia cara a cara (García et al., 2020). Poder hacer uso del GPS o de la mensajería móvil puede permitir crear registros de actividades físicas o facilitar espacios de ayuda entre personas con una misma problemática. Una de las formas más reconocidas de evaluación e intervención mediante el uso del teléfono móvil son las Evaluaciones Ecológicas Momentáneas (Ecological Momentary Assesment, EMA) y las Intervenciones Ecológicas Momentáneas (Ecological Momentary Intervention; EMI) (Schueller et al., 2017). En esta nueva década, las aplicaciones móviles, y el resto de nuevas tecnologías, pueden cambiar la manera de intervenir en salud mental y generar recursos para facilitar el acceso a tratamiento de muchas más personas (Kazdin y Rabbit, 2013).

Existen revisiones sistemáticas que examinan la disponibilidad de aplicaciones móviles en castellano para medicina (Grau-Corral et al., 2020) y otras que investigan la existencia de aplicaciones móviles para evaluación y tratamiento en salud mental, pero no se enfocan en aplicaciones publicadas en castellano (Miralles et al., 2020a). En definitiva, actualmente es una incógnita cómo avanza la investigación en este área en España.

Las aplicaciones móviles de evaluación e intervención en salud mental constituyen una nueva oportunidad para mejorar la accesibilidad y garantizar recursos que faciliten no solo eltratamiento de trastornos mentales, sino también la prevención del desarrollo de problemas de salud mental en población no clínica y la mejora de la calidad de vida de la población. Por ello, el objetivo de esta revisión sistemática fue examinar la disponibilidad de este tipo de aplicaciones en castellano, visibilizando, si existieran, aquellas que han probado su efectividad para la evaluación o tratamiento de algún trastorno mental, para prevenir el desarrollo de estos o para mejorar la calidad de vida de las personas.

MÉTODO


Para el desarrollo de este trabajo se empleó la guía PRISMA para revisiones sistemáticas y meta-análisis. La búsqueda bibliográfica se realizó a través de las siguientes bases de datos: Scopus, PsycINFO y Pubmed. En la Tabla 1 se incluyó información detallada sobre la combinación de descriptores y operadores booleanos utilizados. Dado que el avance científico y tecnológico en el mundo digital es veloz, y lo que interesa en este trabajo son los avances más recientes en el uso de Apps en evaluación e intervención psicológica, los artículos incluidos en la revisión sistemática fueron todos aquellos publicados durante los últimos 5 años (2015-2020), antes del 30 de noviembre de 2020. Los estudios finales fueron elegidos teniendo en cuenta los siguientes criterios de inclusión: (1) estudios realizados con personas adultas (mayor   o igual a 18 años), (2) estudios orientados a la intervención y/o evaluación psicológica o psiquiátrica a través de aplicaciones móviles, (3) el funcionamiento de estas aplicaciones se estudia en población española, (4) cualquier publicación científica que aporte resultados de investigación (ensayo clínico aleatorizado, estudio pre-experimental, estudio observacional, etc.), exceptuando otras revisiones sistemáticas o meta-análisis, (5) Las autorías del trabajo incluyen a profesionales o personal investigador de Salud Mental (psicólogos/as, psiquiatras, etc.).

Por tanto, quedaron excluidos aquellos artículos que no aportan resultados de investigación (por ejemplo, protocolos) o son revisiones sistemáticas o meta-análisis.

Aquí iría la Tabla 1

Los estudios que cumplieron los criterios de inclusión fueron revisados por dos investigadores, que establecieron si debían formar parte de la revisión sistemática o no. Las discrepancias resolvieron mediante consenso. Los datos de los estudios fueron extraídos por un revisor, mientras que otro evaluó la integridad y calidad de esta extracción de datos. Los datos extraídos fueron seleccionados en función de las características de la muestra (tamaño de la muestra, género y trastorno o malestar asociado) y de los criterios de inclusión y exclusión.

Tabla - 1

Tabla - 1

 

RESULTADOS


Selección e inclusión de estudios

El proceso de selección de estudios se presenta en el diagrama de flujo PRISMA (Figura 1). Tras introducir los términos de búsqueda presentados en la Tabla 1, y establecer la limitación temporal y territorial, se identificaron un total de 193 artículos, de los que 71 fueron eliminados por estar repetidos. Posteriormente, tras realizar un análisis y clasificación en función del resumen/abstract, se eligieron 40 artículos. De esos 40 artículos, en los que se revisó el texto completo, se seleccionaron 11 que cumplieron con los criterios de inclusión.

Figura - 1

Figura - 1

Características de los estudios incluidos

Esta revisión incluye un total de 11 estudios (ver Tabla 2). Todos incluyen población española y un total de 16.064 participantes. Dos son sobre trastorno bipolar, dos sobre población no clínica (depresión subclínica en cuidadores informales y pensamientos obsesivos relacionales en estudiantes universitarios), uno sobre trastorno límite de la personalidad, uno sobre conducta suicida, uno sobre Trastorno Obsesivo- Compulsivo (TOC), uno sobre trastorno de pánico con agorafobia, uno sobre dolor crónico, uno sobre primer episodio psicótico y uno sobre población clínica mixta (conjunto variado de psicopatologías). Por lo tanto, la mayoría de los estudios (81.8%) probaban sus aplicaciones en poblaciones clínicas. Respecto a las condiciones de control, tres de los estudios emplearon una metodología pre-experimental sin grupo control, dos usaron un Ensayo Clínico Aleatorizado (ECA), dos usaron una metodología cuasi-experimental con grupo control no aleatorizado, dos consistían en un estudio de caso único, uno de muestreo por conveniencia y un estudio longitudinal sobre el uso y actividad de una aplicación.

Población no clínica

Otero et al. (2020) evaluaron la eficacia y viabilidad de “Happy”, una aplicación para intervención psicológica en cuidadores informales, que se complementó con contacto telefónico para asesorar y resolver dudas sobre el uso de la aplicación. Para seleccionar la muestra se realizó un muestreo aleatorio estratificado, además de garantizar que cada persona cumpliera los criterios propuestos en el estudio. Finalmente, se formó un solo grupo de 31 personas que fue evaluado antes y después de la intervención. Se obtuvieron resultados positivos: reducción significativa de la sintomatología depresiva (d=1.37), de los pensamientos negativos (d= 0.62) y aumento significativo en refuerzo positivo ambiental (d=1.01).

GGRO es una aplicación que trabaja los pensamientos obsesivos relacionales y se enmarca en las denominadas GGaps, aplicaciones para mejorar sintomatología de distintos trastornos psicológicos. En España, Roncero et al. (2019) desarrollaron un Ensayo Clínico Aleatorizado “crossover” en población universitaria. Se formaron dos grupos aleatorios con estudiantado universitario. Para probar su eficacia en intervención breve y el mantenimiento de los resultados a lo largo del tiempo, durante un mes, un primer grupo empleó  esta aplicación durante los primeros 15 días, descansando los siguientes quince días y el otro grupo hizo lo contrario. Se realizaron tres evaluaciones: en el día 0, día 15 y día 30. Los resultados reflejaron evidencia favorable de la eficacia de GGRO para la reducción de sintomatología asociada a TOC relacional en intervenciones breves (15 días), así como su mantenimiento a lo largo del tiempo.

Tabla - 2

Tabla - 2 (continuación)

Población Clínica

Conducta suicida y trastornos mentales

Porras-Segovia et al. (2020) evaluaron la viabilidad de dos aplicaciones, Memind y eB2, como instrumentos de Evaluación Ecológica Momentánea (EMA) para la monitorización del riesgo de suicidio. Usando una muestra de 1709 personas, dividas en tres grupos (conducta suicida, población clínica sin conducta suicida y grupo control con estudiantes), se evaluó la adherencia de la muestra mediante la tasa de retención de uso de la aplicación (porcentaje de personas que siguen utilizando la aplicación tras un tiempo determinado) y cumplimiento de la EMA. Sólo el grupo de estudiantes fue incentivado por el uso de la aplicación. Para Memind, la tasa de retención fue significativamente mayor en el grupo de conducta suicida. En eB2 la retención fue mayor también en ese grupo, pero no fue estadísticamente significativa. Aunque, el cumplimiento de la EMA fue estadísticamente mayor (75%) en el grupo control (estudiantado universitario incentivado), la población clínica con riesgo de suicidio tuvo una buena tasa de cumplimiento (65%) y parecida a estudios similares.

Previamente la adherencia y retención de Memind ya había sido evaluada en una muestra de 13.811 pacientes en la que se observaba que los perfiles activos en la aplicación eran principalmente, en comparación a los no activos, personas jóvenes y frecuentemente diagnosticadas con trastornos de ansiedad, trastornos del estado de ánimo y con una alta prevalencia de deseo de muerte e ideación suicida (Barrigón et al., 2017).

Actualmente existen estudios protocolizados de Memind y eB2 para ser puestas a prueba en población con riesgo de suicidio en México (Arenas-Castañeda et al., 2020) y para ser usada como instrumentos de evaluación de la eficacia del entrenamiento cognitivo en pacientes con esquizofrenia (López-Morinigo et al., 2020).

Trastorno bipolar

La psicoeducación es uno de los elementos claves en el tratamiento psicológico del trastorno bipolar, facilitando la prevención de recaída de episodios depresivos y la recurrencia (Salcedo et al., 2016). Simple 1.5 es una aplicación a cargo del Hospital Clínico de Barcelona que presenta actividades de psicoeducación para el trastorno bipolar. Este estudio estuvo formado por 201 participantes. Tras 6 meses de intervención, el 33.8% de la muestra continúa utilizando de manera activa la aplicación, además el 46% de la muestra utilizó la aplicación durante al menos 3 meses. Se obtuvieron mejoras significativas en los resultados del WHO-5 y en 6 de los 8 dominios del SF-36 (Hidalgo-Mazzei et al., 2018).
Por otro lado, Faurholt-Jepsen et al. (2019) evaluaron la viabilidad y usabilidad de dos aplicaciones móviles Pulso system y the Trilogis-Monsenso system. Este estudio se realizó mediante un ECA que se llevó a cabo en tres países diferentes: Dinamarca, Italia y España. En España, ambas aplicaciones mostraron buenas puntuaciones en la evaluación de usabilidad y viabilidad. Sin embargo, falta información dentro del estudio sobre adherencia al tratamiento y uso de las aplicaciones.

Trastorno de pánico con agorafobia

Las tecnologías basadas en la localización (en inglés, located-based technologies) pueden ser un buen recurso para el tratamiento de exposición. Dentro de esta categoría se encuadra SyMptOMS, una plataforma formada por un conjunto de herramientas editables que facilita que los terapeutas implementen y desarrollen una intervención basada en la ubicación. Permite al terapeuta diseñar y personalizar intervenciones en el teléfono móvil del paciente (González-Pérez et al., 2019). Miralles et al. (2020b) presentan un estudio de caso único en el que utilizan SyMptOMS para la exposición en vivo de un caso de trastorno de pánico con agorafobia, usando esta plataforma para localizar geográficamente situaciones temidas por la paciente y diseñar situaciones de exposición en vivo. La aplicación no sólo fue útil para la reducción del miedo y evitación de situaciones temidas, tal y como refleja la comparativa de las puntuaciones en evitación y miedo antes y después del proceso de exposición, sino que también obtuvo una buena puntuación de usabilidad y satisfacción.

Dolor crónico

Monitor del Dolor (Pain Monitor) es una aplicación multidimensional de monitorización y evaluación que recoge datos sobre dolor crónico (intensidad del dolor, interferencia en la vida diaria, uso de analgésicos, etc.) y otras variables de interés (estado de ánimo, nivel de actividad, aceptación, miedo y/o evitación del dolor, etc.). En su estudio de validación se puso a prueba la fiabilidad y evidencias de validez de esta aplicación para evaluar estados psicológicos y emocionales asociados al dolor crónico. Se usó una muestra de 38 pacientes y se compararon evaluaciones  realizadas de forma tradicional (lápiz y papel) y realizadas con la aplicación. Se obtuvieron correlaciones moderadas (r entre .30 y .50) y altas (r >.50) entre las puntuaciones obtenidas en  ambos tipos de evaluación (Suso-Ribera et al. 2018).
Esta aplicación se incluye ya como instrumento de evaluación en futuros trabajos ya protocolizados (Sanabria-Mazo et al., 2020).

Primer episodio psicótico

Bonet et al. (2020) presentan los resultados de la implementación de RemindCare, una aplicación para el tratamiento de la psicosis, durante 19 meses en un total de 90 pacientes. Aquellos que usaron durante su tratamiento la aplicación móvil (grupo experimental) tuvieron un menor número de recaídas (?2 =13.7, p<.001), hospitalizaciones (?2 =4.6, p=.03) y visitas a urgencias (?2 =7.4, p=.006) que el grupo que recibió el tratamiento habitual. Además, el 63% del grupo experimental continuaba utilizando la aplicación tras 19 meses de intervención.

Trastorno obsesivo compulsivo

GGOC, que se enmarca en las GGapps, proporciona a través de distintas actividades técnicas para la gestión de los pensamientos obsesivos y la sintomatología asociada al trastorno-obsesivo compulsivo. Pascual-Vera et al. (2018) presentan un caso clínico de TOC   en el que la aplicación se usa para la prevención de recaídas, tras terminar una intervención presencial cognitivo-conductual. La intervención fue clínicamente satisfactoria y, por su parte, el uso de GGOC durante dos semanas en la fase de prevención de recaídas contribuyó a la disminución de la sintomatología y al mantenimiento de los resultados terapéuticos. Esto se puede observar en la reducción en las puntuaciones obtenidas en todas las escalas del OBQ-20 y en gran parte de las dimensiones del OCI-R. Además, la aplicación fue valorada por la paciente de manera positiva.

Trastorno límite de la personalidad

B·RIGHT es una aplicación que combina técnicas de primera, segunda y tercera generación de terapia de conducta. La aplicación tiene una buena valoración en cuanto a la satisfacción y   usabilidad en población clínica, aunque su efectividad todavía está pendiente de evaluar (Frías et al. 2020).

Tabla - 2

DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES


Pese a que el número de estudios incluidos en esta revisión sistemática no es muy alto, los resultados son prometedores para el futuro de las aplicaciones móviles como herramientas de evaluación e intervención terapéutica en salud mental. No era esperable encontrar un gran avance en investigación en aplicaciones móviles cuando hace apenas tres años sólo un pequeño porcentaje de psicólogos españoles se interesaba por ello en la práctica profesional (González- Peña et al., 2017). Sin embargo, pensamos que es positivo que, a pesar de que los criterios de inclusión permitían estudios de los últimos 5 años, finalmente solo se han incluido estudios cuya antigüedad es menor a 3 años, lo que parece indicativo de que progresivamente se está trabajando en investigar este tema. Por otro lado, en la búsqueda bibliográfica realizada, fueron identificados algunos protocolos de intervención a través de aplicaciones móviles que están siendo puestos a prueba actualmente en población española. Sería interesante seguir con detalle la evolución de estas investigaciones para conocer su evolución en su proceso de validación clínica (Ferré-Grau et al., 2019; Newbold et al., 2020).

Una de las fortalezas de este estudio es su originalidad, ya que no se ha encontrado ninguna revisión sistemática o meta-análisis similar. Si bien existen revisiones sistemáticas que examinan la disponibilidad de aplicaciones móviles para evaluación y tratamiento en salud mental, ninguna de ellas trata exclusivamente de aplicaciones móviles (incluyen otras TICs: realidad virtual, plataformas web, telepsicología, etc.) ni se centran en aplicaciones disponibles para población española (Ferreri et al, 2019; Kerst et al., 2020; Yim et al., 2020). Dentro del campo de las ciencias de la salud, una revisión sistemática examina la disponibilidad de apps médicas en castellano en google play y app store, resaltando el escaso número de aplicaciones disponibles. Además, entre las categorías con menor número de resultados se encontraba la de aplicaciones de salud mental (Grau-Corral et al., 2020). Sin embargo, esta revisión no usa base de datos para la búsqueda de bibliografía, sino que usan la búsqueda avanzada de Google para encontrar apps.

En cuanto a las limitaciones, como otras revisiones sistemáticas, la búsqueda bibliográfica puede dejar fuera términos que no sean relevantes para esta revisión. Para controlar este problema, en la medida de lo posible, se decidió realizar varias búsquedas empleando términos diferentes que pueden hacer referencia a la temática en cuestión. Sin embargo, aunque las bases de datos y buscadores consultados son relevantes a nivel científico, existen otras que no han sido consultadas y podrían ser igualmente relevantes. Además, la búsqueda solo cubrió la literatura publicada en inglés y/o español, dado que la primera es el idioma empleado de manera internacional para la investigación científica y la segunda, la lengua vehicular de las autorías del trabajo, por lo que existe el riesgo de que no todos los estudios relevantes estén publicados en alguno de estos idiomas y, por lo tanto, se haya podido perder información.

Además, aunque durante esta revisión se han encontrado aplicaciones para uso en población española, son pocas las que han probado su eficacia en estudios controlados y aleatorizados. Gran parte de ellos se limitan a evaluar la viabilidad y usabilidad de la aplicación, sin entrar en estudios comparativos y/o ensayos clínicos aleatorizados, mientras que otros aportan datos de estudios de caso único, aunque estos sugieren datos esperanzadores en cuanto a efectividad, usabilidad y viabilidad. De hecho, aunque algunos de estos estudios emplean ensayos clínicos aleatorizados o grupos control en estudios cuasi-experimentales, ninguno de ellos evalúa el efecto placebo. Por otro lado, respecto a las apps centradas en intervención, solo uno de los estudios contempla sesiones de seguimiento (Otero et al., 2020) y solo dos de los estudios incluidos emplean el método ciego en su trabajo (Faurholt-Jepsen, 2019; Otero et al., 2020). En línea con estos resultados, Miralles et al. (2020a), en una revisión sistemática sobre aplicaciones disponibles a nivel internacional en inglés, critican también la falta de ensayos clínicos aleatorizados y el exceso de estudios de usabilidad y viabilidad, además de añadir que se requiere más investigación en aplicaciones móviles de trastornos mentales infrecuentes. Otro aspecto a destacar es que, exceptuando GGOC y GGRO, cuya disponibilidad es libre, el acceso a las aplicaciones está controlado por el equipo de investigación y desarrollo de cada una de ellas, lo que limita el uso de estas herramientas a aquellas personas que participan en la respectiva investigación o para el uso clínico en entidades públicas y privadas.

En definitiva, las aplicaciones móviles son todavía herramientas en vías de desarrollo para uso terapéutico, aunque eso no significa que no se deba utilizar bajo ningún caso. De hecho, existe evidencia de cómo las EMA y las EMI, que frecuentemente se utilizan en aplicaciones móviles, son recursos eficaces para la reducción de la depresión, ansiedad y síntomas psicológicos asociados como el estrés (Schueller et al., 2017). Además, este tipo de recurso podría suponer una herramienta muy importante para aquellas personas que tienen dificultades de acceso a los servicios de salud mental, ya sea por motivos económicos, geográficos o de listas de esperas (Kazdin y Rabbit, 2013). También pueden ser un instrumento de gran ayuda para los profesionales de salud mental, disponiendo así de una herramienta que facilite su trabajo en la intervención con sus pacientes. Por ello, en España, la investigación y uso de aplicaciones móviles en el campo de la salud mental tiene todavía mucho camino por delante. Sería importante a partir de ahora comenzar a realizar estudios que examinen la efectividad y eficacia de estas aplicaciones, tanto en población clínica como no clínica, para mejorar la posibilidad de intervención y dotar a los profesionales de salud mental de un mayor número de recursos complementarios que puedan facilitar la evaluación y la intervención. Además, otras revisiones sistemáticas o meta-análisis que repliquen o aborden el mismo objetivo de investigación que presenta este trabajo podrían ser de gran interés para complementar este estudio e indagar en otros aspectos que se hayan podido pasar por alto.

Fuentes de financiación: Este trabajo no ha recibido ayudas específicas de financiación pública ni privada.

REFERENCIAS


Arenas-Castañeda, P. E., Aroca-Bisquert, F., Martinez-Nicolas, I., Castillo-Espíndola, L. A., Barahona, I., Maya-Hernández, C., Lavana-Hernández, M. M., Manrique-Mirón, P. C., Alvarado-Barrera, D. G., Treviño-Aguilar, E., Barrios-Núñez, A., De Jesus-Carlos, G., Vildosola-Garcés, A., Flores-Mercado, J., Barrigon, M. L., Artes, A., de Leon, S., Molina-Pizarro, C. A., Rosado-Franco, A., … Baca-Garcia, E. (2020). Universal mental health screening with a focus on suicidal behaviour using smartphones in a Mexican rural community: protocol for the SMART-SCREEN population-based survey. BMJ Open, 10(7), e035041. https://doi.org/10.1136/bmjopen-2019-035041

Bangor, A., Kortum, P. T., y Miller, J. T. (2008). An empirical evaluation of the system usability scale. International Journal of Human-Computer Interaction, 24(6), 574–594. https://psycnet.apa.org/doi/10.1080/10447310802205776

Barrigón, M. L., Berrouiguet, S., Carballo, J. J., Bonal-Gímenez, C., Fernández-Navarro, P., Pfang, B., Delgado-Gómez, D., Courtet, P., Aroca, F., Lopez-Castroman, J., Artés- Rodríguez, A., y Baca-García, E. (2017). User profiles of an electronic mental health tool for ecological momentary assessment : MEmind. International Journal of Methods in Psychiatric Research, 26(1) 1–9. https://doi.org/10.1002/mpr.1554

Bonet, L., Torous, J., Arce, D., Blanquer, I., y Sanjuan, J. (2020). ReMindCare App for Early Psychosis: Pragmatic Real World Intervention and Usability Study. JMIR MHealth and UHealth, 8(11), e22997. https://doi.org/10.2196/22997

Botella, C., Gallego, M. J., Garcia-Palacios, A., Guillen, V., Baños, R. M., Quero, S., y Alcañiz, M. (2010). An Internet-based self-help treatment for fear of public speaking: a controlled trial. Cyberpsychology, behavior and social networking, 13(4), 407–421. https://doi.org/10.1089/cyber.2009.0224

Capellino, R., Garibotti, G., Zacharías, D., Rendo, J. P., Zorzoli, J. M., Prandi, D., y Calderón, A. (2019). Depresión subclínica: un problema no visibilizado. Vertex, 30(146), 253–258. http://www.editorialpolemos.com.ar/vertex146.php

Cénat, J. M., Blais-Rochette, C., Kokou-Kpolou, C. K., Noorishad, P. G., Mukunzi, J. N., McIntee, S. E., Dalexis, R. D., Goulet, M. A., y Labelle, P. R. (2021). Prevalence of symptoms of depression, anxiety, insomnia, posttraumatic stress disorder, and psychological distress among populations affected by the COVID-19 pandemic: A systematic review and meta-analysis. Psychiatry research, 295, 1-16. https://doi.org/10.1016/j.psychres.2020.113599

De la Torre, M., y Pardo, R. (2018). Guia Para la Intervención Telepsicologica. Colegio de Psicólogos de Madrid. Vol.1 https://www.copmadrid.org/web/publicaciones/guia-para-la-intervencion-telepsicologica

Faurholt-Jepsen, M., Torri, E., Cobo, J., Yazdanyar, D., Palao, D., Cardoner, N., Andreatta, O., Mayora, O., y Kessing, L. V. (2019). Smartphone-based self-monitoring in bipolar disorder: evaluation of usability and feasibility of two systems. International Journal of Bipolar Disorders, 7(1), 1–11. https://doi.org/10.1186/s40345-018-0134-8

Ferré-Grau, C., Raigal-Aran, L., Lorca-Cabrera, J., Ferré-Bergadá, M., Lleixà-Fortuño, M., Lluch-Canut, M. T., Puig-Llobet, M., y Albacar-Riobóo, N. (2019). A multi-centre, randomized, 3-month study to evaluate the efficacy of a smartphone app to increase caregiver’s positive mental health. BMC Public Health, 19(1), 1–5. https://doi.org/10.1186/s12889-019-7264-5

Ferreri, F., Bourla, A., Peretti, C. S., Segawa, T., Jaafari, N., y Mouchabac, S. (2019). How new technologies can improve prediction, assessment, and intervention in obsessive- compulsive disorder (e-OCD): Review. Journal of Medical Internet Research, 6(12), 1– 15. https://doi.org/10.2196/11643

Frías, Á., Palma, C., Salvador, A., Aluco, E., Navarro, S., Farriols, N., Aliaga, F., Solves, L., y Antón, M. (2020). B·RIGHT: usability and satisfaction with a mobile app for self- managing emotional crises in patients with borderline personality disorder. Australasian Psychiatry, 1–5. https://doi.org/10.1177/1039856220924321

García, Y., Ferrás, C., y Ginzo, M. J. (2020). Effectiveness of a psychosocial therapy with SMS in immigrant women with different degrees of depression. Social Sciences, 9(5). https://doi.org/10.3390/SOCSCI9050063

García, Y., Ferrás, C., Rocha, Á., y Aguilera, A. (2019). Design and acceptability of a psychosocial text messaging intervention for victims of gender-based violence. Health Informatics Journal, 25(4), 1588–1594. https://doi.org/10.1177/1460458218792688

González-Peña, P., Torres, R., del Barrio, V., y Olmedo, M. (2017). Uso de las nuevas tecnologías por parte de los psicólogos españoles y sus necesidades. Clínica y salud, 28(2), 81-91. http://dx.doi.org/10.1016/j.clysa.2017.01.001.

González-Pérez, A., Miralles, I., Granell, C., y Casteleyn, S. (2019). Technical challenges to deliver sensor-based psychological interventions using smartphones. UbiComp/ISWC 2019- - Adjunct Proceedings of the 2019 ACM International Joint Conference on Pervasive and Ubiquitous Computing and Proceedings of the 2019 ACM International Symposium on Wearable Computers, May 2020, 915–920. https://doi.org/10.1145/3341162.3346271

Grau-Corral, I., Gascon, P., Grajales, F. J., Kostov, B., y Sisó-Almirall, A. (2020).

Availability of Spanish-Language Medical Apps in Google Play and the App Store: Retrospective Descriptive Analysis Using Google Tools. JMIR MHealth and UHealth, 8(12), e17139. https://doi.org/10.2196/17139

Hidalgo-Mazzei, D., Reinares, M., Mateu, A., Nikolova, V. L., Bonnín, C. M., Samalin, L., García-Estela, A., Pérez-Solá, V., Young, A. H., Strejilevich, S., Vieta, E., y Colom, F. (2018). OpenSIMPLe: A real-world implementation feasibility study of a smartphone- based psychoeducation programme for bipolar disorder. Journal of Affective Disorders, 241, 436–445. https://doi.org/10.1016/j.jad.2018.08.048

Instituto Nacional de Estadística (2019). Encuesta sobre Equipamiento y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares. https://www.ine.es/prensa/tich_2019.pdf

Irazoki, E., Contreras-Somoza, L. M., Toribio-Guzmán, J. M., Jenaro-Río, C., Van Der Roest, H., y Franco-Martín, M. A. (2020). Technologies for cognitive training and cognitive rehabilitation for people with mild cognitive impairment and dementia. A systematic review. Frontiers in Psychology, 11, 1-15. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2020.00648

Irvine, A., Drew, P., Bower, P., Brooks, H., Gellatly, J., Armitage, C. J., Barkham, M., McMillan, D., y Bee, P. (2020). Are there interactional differences between telephone and face-to-face psychological therapy? A systematic review of comparative

studies. Journal of affective disorders, 265, 120–131. https://doi.org/10.1016/j.jad.2020.01.057

Joint Task Force for the Development of Telepsychology Guidelines for Psychologists. (2013). Guidelines for the practice of telepsychology. American Psychologist, 68(9), 791-800. http://dx.doi.org/10.1037/a0035001

Kazdin, A. E., y Rabbitt, S. M. (2013). Novel Models for Delivering Mental Health Services and Reducing the Burdens of Mental Illness. Clinical Psychological Science, 1(2), 170– 191. https://doi.org/10.1177%2F2167702612463566

Kerst, A., Zielasek, J., y Gaebel, W. (2020). Smartphone applications for depression: a systematic literature review and a survey of health care professionals’ attitudes towards their use in clinical practice. European Archives of Psychiatry and Clinical Neuroscience, 270(2), 139–152. https://doi.org/10.1007/s00406-018-0974-3

Lopez-Morinigo, J. D., Ruiz-Ruano, V. G., Martínez, A. S. E., Estévez, M. L. B., Mata- Iturralde, L., Muñoz-Lorenzo, L., Sánchez-Alonso, S., Artés-Rodríguez, A., David, A. S., y Baca-García, E. (2020). Study protocol of a randomised clinical trial testing whether metacognitive training can improve insight and clinical outcomes in schizophrenia. BMC Psychiatry, 20(1), 1–11. https://doi.org/10.1186/s12888-020-2431- x

Mera, C., Ruiz, G., Aguilar, M., Aragón, E., Delgado, C., Menacho, I., Marchena, E., García- Sedeño, M., y Navarro, J. I. (2019). Coming together: R & D and children’s entertainment company in designing APPs for learning early math. Frontiers in Psychology, 9, 1–10. https://doi.org/10.3389/fpsyg.2018.02751

Miralles, I., Granell, C., Díaz-Sanahuja, L., van Woensel, W., Bretón-López, J., Mira, A., Castilla, D., y Casteleyn, S. (2020a). Smartphone apps for the treatment of mental disorders: Systematic review. JMIR MHealth and UHealth, 8(4). https://doi.org/10.2196/14897

Miralles, I., Granell, C., García-Palacios, A., Castilla, D., González-Pérez, A., Casteleyn, S., y Bretón-López, J. (2020b). Enhancing In Vivo Exposure in the Treatment of Panic Disorder and Agoraphobia Using Location-Based Technologies: A Case Study. Clinical Case Studies, 19(2), 145–159. https://doi.org/10.1177/1534650119892900

Mullor, D., Sayans-Jiménez, P., Cangas, A. J., y Navarro, N. (2019). Effect of a Serious Game (Stigma-Stop) on Reducing Stigma among Psychology Students: A Controlled Study. Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking, 22(3), 205–211. https://doi.org/10.1089/cyber.2018.0172

Newbold, A., Warren, F. C., Taylor, R. S., Hulme, C., Burnett, S., Aas, B., Botella, C., Burkhardt, F., Ehring, T., Fontaine, J. R. J., Frost, M., Garcia-Palacios, A., Greimel, E., Hoessle, C., Hovasapian, A., Huyghe, V. E. I., Lochner, J., Molinari, G., Pekrun, R., … Watkins, E. R. (2020). Promotion of mental health in young adults via mobile phone app: Study protocol of the ECoWeB (emotional competence for well-being in Young adults) cohort multiple randomised trials. BMC Psychiatry, 20(1), 1–18. https://doi.org/10.1186/s12888-020-02857-w

Otero, P., Hita, I., Torres, Á. J., y Vázquez, F. L. (2020). Brief psychological intervention through mobile app and conference calls for the prevention of depression in non- professional caregivers: A pilot study. International Journal of Environmental Research and Public Health, 17(12), 1–15. https://doi.org/10.3390/ijerph17124578

Pascual-Vera, B., Roncero, M., Doron, G., y Belloch, A. (2018). Assisting relapse prevention in OCD using a novel mobile app–based intervention: A case report. Bulletin of the Menninger Clinic, 82(4), 390–406. https://doi.org/10.1521/bumc.2018.82.4.390

Porras-Segovia, A., Molina-Madueño, R. M., Berrouiguet, S., López-Castroman, J., Barrigón,

M. L., Pérez-Rodríguez, M. S., Marco, J. H., Díaz-Oliván, I., de León, S., Courtet, P., Artés-Rodríguez, A., y Baca-García, E. (2020). Smartphone-based ecological momentary assessment (EMA) in psychiatric patients and student controls: A real-world feasibility study. Journal of Affective Disorders, 274, 733–741. https://doi.org/10.1016/j.jad.2020.05.067

Roncero, M., Belloch, A., y Doron, G. (2019). Can brief, daily training using a mobile app help change maladaptive beliefs? Crossover randomized controlled trial. Journal of Medical Internet Research, 7(2), 1-14. https://doi.org/10.2196/11443

Salcedo, S., Gold, A. K., Sheikh, S., Marcus, P. H., Nierenberg, A. A., Deckersbach, T., y Sylvia, L. G. (2016). Empirically supported psychosocial interventions for bipolar disorder: Current state of the research. Journal of Affective Disorders, 201, 203–214. https://doi.org/10.1016/j.jad.2016.05.018

Sanabria-Mazo, J. P., Forero, C. G., Cristobal-Narváez, P., Suso-Ribera, C., García-Palacios, A., Colomer-Carbonell, A., Pérez-Aranda, A., Andrés-Rodríguez, L., McCracken, L. M., D’Amico, F., Estivill-Rodríguez, P., Carreras-Marcos, B., Montes-Pérez, A., Comps- Vicente, O., Esteve, M., Grasa, M., Rosa, A., Cuesta-Vargas, A. I., Maes, M., … Luciano, J. V. (2020). Efficacy, cost-utility and physiological effects of Acceptance and Commitment Therapy (ACT) and Behavioural Activation Treatment for Depression (BATD) in patients with chronic low back pain and depression: Study protocol of a randomised, controlled trial including mobile-technology-based ecological momentary assessment (IMPACT study). BMJ Open, 10(7), 1–13. https://doi.org/10.1136/bmjopen- 2020-038107

Schueller, S. M., Aguilera, A., y Mohr, D. C. (2017). Ecological momentary interventions for depression and anxiety. Depression and anxiety, 34(6), 540-545. https://doi.org/10.1002/da.22649

Seiler, A., Klaas, V., Tröster, G., y Fagundes, C. P. (2017). eHealth and mHealth interventions in the treatment of fatigued cancer survivors: A systematic review and meta-analysis. Psycho-Oncology, 26(9), 1239–1253. https://doi.org/10.1002/pon.4489

Suso-Ribera, C., Castilla, D., Zaragozá, I., Ribera-Canudas, M. V., Botella, C., y García- Palacios, A. (2018). Validity, reliability, feasibility, and usefulness of pain monitor. Clinical Journal of Pain, 34(10), 900-908. https://doi.org/10.1097/AJP.0000000000000618

Yim, S. J., Lui, L. M. W., Lee, Y., Rosenblat, J. D., Ragguett, R. M., Park, C.,

Subramaniapillai, M., Cao, B., Zhou, A., Rong, C., Lin, K., Ho, R. C., Coles, A. S., Majeed, A., Wong, E. R., Phan, L., Nasri, F., y McIntyre, R. S. (2020). The utility of smartphone-based, ecological momentary assessment for depressive symptoms. Journal of Affective Disorders, 274, 602–609. https://doi.org/10.1016/j.jad.2020.05.116